QUIENES SOMOS

¿Qué hace Pequitos?      

 El Centro de Estimulación Integral Asociación Pequitos es una entidad sin animo de lucro que trabaja en la neurorehabilitación y estimulación integral infantil. La estimulación terapéutica temprana y preventiva de niñas, niños y adolescentes que conviven con alteraciones de las capacidades físicas, comunicativas, cognitivas, socioafectivas y conductuales es nuestro campo de trabajo en constante evolución e innovación.

¿Cómo?

Neurorehabilitación: “La actividad modifica al cerebro”. Palabras ciertas de un gran investigador.

Pequitos trabaja en línea con los últimos avances en neurociencia  y neuroeducación que demuestran la recuperación de diversas funciones neuronales a través de la plasticidad cerebral o neurogénesis. Esta expresión agrupa la técnicas de aprendizaje que llevan a diversas áreas del cerebro a desarrollar funciones para las que no están concebidas biológicamente.

A través de lo que denominamos reorganización de las funciones neuronales se traza el hilo conductor entre la función perdida y el área cerebral que puede desarrollarla. Vinculando las funciones sensitivo – motoras y los aspectos cognitivos se logra mejorar o recuperar la actividad y autonomía de la niña o niño dependiendo de la afectación. El área del lenguaje, el control motor o las funciones cognitivas se activan gracias a esta forma de entender la estimulación rehabilitadora.

Estimulación Integral trata, mejora y optimiza la alteración de las  capacidades físicas, cognitivas,  comunicativas, socioafectivas y conductuales.

El concepto multidisciplinar y transversal del entrenamiento propio de Pequitos abarca la logopedia, la estimulación precoz, la fisioterapia, la psicología, la neuropsicología la reeducación psicopedagógica y la actividad física adaptada. La combinación de estas técnicas, adaptada de manera individual a cada niña o niño, logra una mejora o recuperación progresiva de las funciones perdidas. En el plano de los trastornos del espectro autista, el proceso es el mismo. Pequitos concibe la rehabilitación, sea esta neurológica o psicológica como un proceso constante que interrelaciona el abanico de técnicas que se han demostrado eficaces a través de la experiencia. Agrupadas en función de las necesidades individuales de cada niña o niño, se realizan en un mismo espacio acogedor, un entorno pensado para acompañarle en el proceso que busca la mejora de las capacidades y sacar el máximo potencial para su mejora.

El punto de partida es un completo estudio clínico que se complementa con la visión psicológica de la forma de ser del niño o niña. Desde el análisis de los datos sensitivo – motores, las capacidades cognitivas, comunicativas y socio-afectivas trazamos un plan de tratamiento adaptado al niño, las funciones a recuperar y el entorno que define su vida cotidiana.

¿Qué logramos?

La meta es sin duda la recuperación de las funciones pérdidas o la mejora de sus capacidades. Pero cada niña o niño es parte de una familia, estudia en una escuela y es tratado en un hospital. Ese contexto determina el enfoque global de Pequitos: el niño y su entorno. La adaptación las intervenciones a las necesidades individuales de la niña o niño es también la adaptación a la realidad colectiva que define su vida cotidiana.

Lograr la conciliación de la vida familiar y laboral es también una meta en sí misma. El asesoramiento y acompañamiento de madres y padres con hijas o hijos afectados por parálisis cerebral, retrasos madurativos, trastornos psicológicos o enfermedades raras es esencial para afianzar su recuperación a través del entrenamiento constante. La rehabilitación neuro – psicológica es un proceso permanente en el tiempo. Y la tenacidad y la constancia son características inherentes a un proceso que abarca toda la vida. En este contexto, niñas y niños necesitan del apoyo e implicación de una familia y escuela preparadas; de la misma forma que necesitan de una sociedad sensibilizada en su conjunto.

El trabajo en red y la estrecha colaboración con hospitales  o escuelas de diferentes distritos de la ciudad de Barcelona, así como otras asociaciones dedicadas a la infancia hacen que Pequitos tenga una visión de conjunto de las diversas facetas que componen el día a día de los niños. Esa visión es compartida por equipos de atención psicopedagógicas, catedráticos universitarios y familias. Sus funciones abarcan la detección precoz de los problemas y trastornos del infante en su desarrollo psicopedagógico; la prevención educativa en el medio escolar, familiar y social; y la colaboración con los profesores de los centros educativos en la valoración de las necesidades educativas especiales de alumnas y alumnos.

Pequitos promueve la igualdad de oportunidades de niñas y niños. El acceso a un plan integral de rehabilitación no debería depender de la cuantía de los ingresos de la unidad familiar. Por esa razón el órgano de gobierno de la entidad estudia cada caso concreto. Así, la renta familiar define el baremo de la remuneración partiendo de la premisa de que ésta no debe mermar las necesidades básicas en otros aspectos de la vida cotidiana. Así establecemos vínculos únicos y valiosos entre las familias que contribuyen solidariamente y hacen posible que la rehabilitación integral llegue a todas las niñas y niños que la necesitan, independientemente de su renta familiar.

La parálisis cerebral o el autismo afectan por ejemplo. modifican la vida de cualquier niña o niño, pero es la capacidad económica la que determina el acceso a la mejor y más completa atención imprescindible para crecer y evolucionar. Pequitos concibe otra forma de entender su trabajo desde la ética que define la igualdad de oportunidades.