El Daño Cerebral

0 Comments

DAÑO CEREBRAL

 

¿Qué es el Daño Cerebral?

El Daño Cerebral es una afectación en una o varias estructuras cerebrales que causa una disfunción a nivel cognitivo, conductual, emocional y/o físico. Esta afectación puede aparecer al nacimiento o posterior al nacimiento, conocido entonces como Daño Cerebral Adquirido

Pueden ser:

  • Los traumatismos craneoencefálicos, los ictus, los tumores u otras causas como pueden ser infecciones víricas o envenenamiento por tóxicos.

Daño Cerebral

¿Cómo los podemos ayudar?

Las personas que presentan daño cerebral se enfrentan día a día a retos que muchas veces le es realmente dificultoso. No sólo por las disfunciones que presentan, sino también el rechazo social que reciben.

Los pacientes con daño cerebral tienen que utilizar técnicas de compensación para poder vivir el día en día con más facilidad. Pero estas estrategias no pueden ser cualquiera:

  • Tienen que ser eficaces (tienen que estar al alcance del paciente cuando lo necesite).
  • Útiles (tienen que indicar al sujeto el que tienen que hacer).
  • Específicas (tienen que contener información muy concreta, clara y fácilmente identificable).

Unos ejemplos de estrategias compensatorias son:

  • El establecimiento de rutinas, los horarios, los calendarios, las agendas
  • Realizar listas con las tareas a hacer
  • Establecer registros de tiempos para planificar cuánto tiempo necesita el paciente para realizar las tareas
  • Simplificar las actividades porque el paciente no se le haga pesada y las pueda realizar con éxito.

Las estrategias compensatorias tienen que ir dirigidas tanto a trabajar la memoria como las funciones ejecutivas. A veces hay pacientes que requieren que se trabaje más la memoria que las funciones ejecutivas, o a la inversa, pero siempre se tienen que trabajar las dos.

Estas ayudan a los pacientes a ser independientes y autosuficientes el día a día. Por ejemplo, algunas de estas, la memoria prospectiva serían las claves para iniciar tareas o determinar la secuencia de pasos.

De este modo un paciente con dificultades de memoria podría realizar tareas diarias como ir a comprar el pan con las anotaciones importantes de esta tarea cómo: poner el dinero al monedero, salir de casa y cerrar la puerta, ir al horno de pan, etc.

Daño Cerebral

 

¿Qué puede hacer la familia?

Por Alberto García (2015), la familia tiene un papel muy relevante en el proceso rehabilitador. La primera razón es que la familia aporta información sobre el problema y las dificultades en el contexto cotidiano, y esto permite al profesional enterarse de problemas que posiblemente no se puedan ver a la consulta.

Otra razón es que la familia favorece la consolidación y la generalización de las habilidades entrenadas, como podría ser el uso de una agenda diaria en el supuesto de que el paciente presentara problemas en las funciones ejecutivas, o bien; la utilización de cubiertos en el supuesto de que el paciente presentara disfunciones motoras.

La familia será también muy relevante al facilitar de la administración de refuerzos ante el esfuerzo y progresos del individuo. Con este hecho se consigue que la conducta o las habilidades del paciente sean reforzadas y de este modo también consolidadas. Estos refuerzos no tienen que ser necesariamente materiales, pueden ser halagos cómo: “muy bien”, “bien hecho”, “tú puedes”, etc.; ya que, la discapacidad no es un problema.

¿Por qué es importante la familia?

La familia acaba siendo un pilar fundamental en la rehabilitación porque es con quien el paciente pasa más tiempo y esto permite que los familiares puedan llevar a cabo la rehabilitación en todo momento. Darse cuenta de sus progresos y reforzarlos; también de la aparición de posibles nuevas dificultades.

Asimismo, contribuye a que el paciente esté más motivado a continuar tratamientos intensivos y a largo plazo. Normalmente cuando un paciente tiene que realizar una tarea o un tratamiento muy difícil y el cual tiene que seguir durante un largo periodo de tiempo, este tiende a frustrarse y abandonarlo. Sobre todo si las mejoras no son demasiado visibles a corto plazo; pero cuando la familia forma parte del día a día del paciente, lo alientan a seguir progresando, a no abandonar. Esto permite que el paciente tenga motivación para seguir el tratamiento.

Cuando la familia contribuye a la rehabilitación también permite que el paciente pueda traer muchos programas de rehabilitación y un entrenamiento diario. Una persona con daño cerebral acostumbra a presentar varias disfunciones que requieren varios programas de tratamiento para rehabilitar las funciones motoras, las funciones ejecutivas, la memoria, etc.

 

Familia=Terapia

Esto supone mucho tiempo de dedicación que es difícil de conseguir sólo con la terapia. El hecho que la familia contribuya supone grandes mejoras por el paciente porque puede llevar a cabo muchos más programas de los que podría hacer en una terapia.

Además, cuando la familia contribuye a la rehabilitación hay una disminución de los sentimientos de culpa, indefensión e ira del cuidador mejorando así los progresos del paciente sobre todo por la motivación que le transmiten.

Finalmente, hay que destacar que la familia es muy relevante en el proceso de rehabilitación porque su componente emocional que transmite al paciente le permite a este conseguir el éxito de su rehabilitación.

Esther Barniol Xicota
Neuropsicòloga

Categories:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.