Pautas para mejorar la comunicación con niños TEA.

0 Comments

Los problemas de comunicación son centrales en el autismo. Cuando nos comunicamos con otras personas, transmitimos nuestro mensaje mediante el tono de voz, lenguaje corporal y la elección de vocabulario. Es importante crear una buena relación con el niño con TEA y de ser posible utilizar apoyos visuales ya que resultan más concretos y duraderos.

Algunas estrategias y pautas que pueden utilizar los adultos con niños con TEA son las siguientes:

–          Utilizar frases cortas con un lenguaje sencillo, claro y breve.

–          Acompañar el habla de gestos y con un tono relevante. Por ejemplo “vamos comer”, con un gesto de ponernos algún alimento en la boca o que el niño sea quien lo ponga en la boca del padre o madre, acompañar la mano del niño. Gestos para comer

–          Buscar motivaciones del niño para mantener el interés.

–          Alargar el tiempo de espera de las respuestas del niño. Debemos darle tiempo para responder, no hacerle más preguntas sin haber contestado la primera.

–          Incrementar las oportunidades comunicativas. Sobre todo, en las rutinas diarias, hablar con el niño, comunicarnos con él. Por ejemplo, mientras nos duchamos, comunicarle los pasos “ahora, nos ponemos el jabón por todo el cuerpo, vamos a sacarnos el jabón con mucha agua, ahora nos vamos a secar”.

Indicar que artículos son necesarios para todo lo que hacemos en la ducha, posteriormente afianzarlo con preguntas sobre lo que se hizo. “¿Con qué nos vamos a enjabonar?, ¿con que nos vamos a secar?” la intención es que el niño pruebe decir las respuestas.anonimo-nina-de-lavado-con-jabon_23-2147648546

–          Atribuir intención comunicativa a los gestos y sonidos del niño.

–          Potenciar la imitación. En el lenguaje es bueno que el niño imite al adulto.

–          Potenciar la motivación y dar sentido y funcionalidad a su conducta.

–          Anticiparle lo que va a suceder. Es importante explicarle al niño los cambios de rutinas y adelantarle lo que pasará.

–          Poner palabras y gestos donde no las haya.

–          Respetar su ritmo.

–          No hablarle demasiado, ni muy deprisa.

–          Hacerle saber, de algún modo, cuándo ha hecho las cosas bien y ayudarle a hacerlas sin fallos.

–          Reforzar positivamente sus logros, sin comprar cosas materiales.

 –          Tratar de pedirle cosas que puedan tener un sentido concreto y descifrable para él. Por ejemplo, un niño siempre tiene un juguete o juguetes preferidos, con lo que podríamos colocar este juguete cerca de una pizarra de rutinas para que asocie de buena manera todas las actividades.

–          Respetar las distancias que necesita, pero sin dejarle solo.

–          No pedirle siempre las mismas cosas ni exigirle las mismas actividades.

–          No pedirle constantemente cosas por encima de lo que es capaz de hacer. Pero pedirle lo que puede hacer. Darle ayuda para ser más autónomo, para comprender mejor, pero no le des ayuda de más.

–          Necesita estabilidad y bienestar emocional a su alrededor para estar mejor.

Ayudarle con naturalidad y sin convertirlo en una obsesión. Acércate a él, no te vayas, pero no te sientas como si llevaras una pesada carga a tus espaldas.

Categories:

1 thought on “Pautas para mejorar la comunicación con niños TEA.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.